Archivo | Cine RSS feed for this section

50 años desayunando en Tiffany’s

24 Oct

Nuestra película favorita ha llegado a la madurez con un aspecto y vitalidad envidiable. Y cuantas más veces la proyecta esta vieja fábrica más maravillosa parece. Así que, ¡felicidades! Sí, sí a tí, ¡felicidades!

La cómica adaptación de la novela de Capotte que dirigió Blake Edwards, a pesar de contar las aventuras de un prostituta loca, bisexual y un tanto bipolar, nos hizo amarla, entenderla e incluso identificarnos con ella.

Es difícil imaginar Desayuno con Diamantes sin Audrey Hepburn. A pesar de que fue Marilin Monroe la primera candidata al papel. Nuestra querida Hepburn supo darle la frescura y loca ingenuidad a la que nos acostumbró en sus películas y que hicieron a sus personajes únicos y envidiables.

Tampoco George Peppard fue el elegido en un primer momento para el papel de escritor y gigoló. Pero supo amar a Holly ferozmente, ser su amigo y aliado y, por supuesto, enamorarla a ella y a nosotras.

Henry Mancini y Johnny Mercer, pusieron el broche de oro para que esta historia rompiera las barreras del tiempo y se perpetuase como el clásico que es. ‘Moon river’ ganó el Oscar a mejor B.S.O y a mejor canción.

En conclusión, hace medio siglo maravillosos elementos se unieron para crear lo que es hoy una historia imprescindible. Un clásico que no nos cansamos de ver cualquier tarde, solos o en buena compañía y que hace que deseemos un buen desayuno en Tiffany’s.

Anuncios

Super 8: la producción nostálgica

11 Sep

Como siguiendo el consejo que Woody Guthrie le dio a Dylan, JJ. Abrams ha copiado lo mejor de los mejores, creando una historia propia de tintes añejos y aventura melancólica.

Super 8 guarda las ilusiones de una generación ya adulta de cuando las películas se grababan en 35 milímetros y lo único digital eran los relojes Casio. Una producción para todos los públicos que entusiasma al espectador y  le traslada a los juegos de niños de hace ya varias décadas.

En una ambientación 70’s, unos chiquillos de Ohio, ilusionados por grabar su primer cortometraje, usan como telón de fondo los extraños acontecimientos que tienen lugar en su localidad. Una aventura al más puro estilo Goonies, pero con infinitamente mejores efectos especiales,  elementos de ciencia ficción que recuerdan a las primeras producciones de Spielberg (como E.T o Encuentros en la tercera fase) y una primeriza historia de amor, son las tramas que se entrelazan dando lugar a una sencilla y adorable historia como hace mucho tiempo no veíamos.

La Nouvelle Vague o el tsunami que revolucionó el cine

16 May

La historia y la vida misma son un continuo renovarse o morir. El mundo del cine no es una excepción. The history and life itself are a continuous renewal or die. The film world is not an exception.  


En 1954, Truffaut escribe en Cahiers du Cinéma su famoso artículo “Une certain tendance du cinema française” donde sienta las bases del nuevo movimiento que revolucionará el cine: la Nouvelle Vague (nueva ola). In 1954, Truffaut in Cahiers du Cinéma wrote his famous article “Une certain tendance du cinema française” about the basis of a new movement which will revolutionize cinema: Nouvelle Vague (new wave). 

El objetivo fue romper la estructura fílmica tradicional francesa, fomentar el cine de autor y la libertad narrativa, no centrarse en la comercialización de la obra y aumentar el número de localizaciones exteriores y naturales. The objective was to break down the traditional french film structure, promote arthouse and freedom of narrative expression, not to focus just on commercialization and increase outside and natural locations. 

En el manifiesto y en su puesta en práctica participaron, además de Truffaut, Godard, Chabrol, Rohmer, Démy, Rivette y Varda.  In the manifesto and its implementation were participating, as well as Truffaut, Godard, Chabrol, Rohmer, Démy, Rivette y Varda. 

Alfred Hitchcock presenta

30 Mar

Muchas veces, sobre todo en los comienzos, uno tiene que ser valiente y polivalente, dar juego a sus propias ideas y moldearlas lentamente hasta que tomen la forma deseada y salgan a la luz. Lo que se conoce coloquialmente como un ‘juanpalomo’, vamos.

En esa etapa de moldeo se encuentra este recién estrenado blog, que para romper el hielo os sugiere una obra de arte creada para la televisión.

La televisión es un medio mucho más económico, rápido y masivo (si cabe) que el cine, y de esto Alfred Hitchcock sabía un rato, cuando el maestro del suspense creó para la pequeña pantalla una serie de cortos que englobarían su famoso programa ‘Alfred Hitchcock presenta”. Título que venía al dedo del director inglés, quien presentaba, dirigía y producía cada episodio. Una especie de ‘yo me lo guiso, yo me lo como’ de esa simpleza elaborada con la que nos deleitó en cada una de sus obras.

La serie se emitió durante nueve años, desde 1955, en las cadenas norteamericanas CBS primero y NBC después. En la careta de entrada, se trazaban algunas líneas que daban lugar a la silueta de un Hitchcock que tranquilo entraba en el plató para introducirnos en la historia que vendría a continuación.

Un total de trescientos sesenta y tres episodios de entre treinta y sesenta minutos de duración, componen las diez temporadas de la serie. Y siguiendo el espíritu de su creador: hasta aquí puedo leer, a quien le haya picado el gusanillo no tiene más que ir en busca de esta obra magistral que la revista Time consideró como uno de los cien mejores shows televisivos de todos los tiempos. ¡Casi na!